Por Andrés Reinoso Morales

Quedan pocos días para que arranque la segunda edición del Festival Internacional de Cine de Chiloé (FICH), y está lista la programación para que el público disfrute de diversas propuestas de cine independiente. De un total de 342 películas recibidas desde 32 países, el Festival proyectará 25 films distribuidos en las categorías: Cortometraje Nacional, Cortometraje Regional, Cortometraje Internacional, Largometraje Nacional y Largometraje Internacional.

El proceso de selección de las obras escogidas implicó un visionado riguroso de cada una. Las personas que efectuaron esta tarea basaron el análisis en el aspecto formal, narrativo y técnico de cada película. En el amplio conjunto de trabajos inscritos pudieron verse múltiples y creativas miradas, circunscritas en contextos históricos, sociales, autobiográficos, políticos, cotidianos, entre otros.

La prioridad para armar la programación de FICH fue incluir propuestas que experimenten en el despliegue del montaje, que renueven las estrategias convencionales de contar historias y que materialicen la magia implícita que posee el lenguaje cinematográfico. En total fueron escogidos 13 documentales y 12 ficciones, obras provenientes de Chile y de otros países como Argentina, Brasil, España, Puerto Rico, Nepal, República Dominicana y Bosnia Herzegovina.

La película inaugural de FICH 2019 será “Petit-Frère”, documental de Roberto Collío y Rodrigo Robledo, el cual construye un punto de vista atractivo sobre la realidad de los migrantes haitianos en Chile, cuyo estreno internacional fue el año pasado en Visions du Reel (Suiza). Este será un punto de partida estimulante para que los espectadores del festival se deleiten con la oferta de esta edición.